Jueves 23 de agosto 2018
Inicio / Locales / Sonido: Cambiemos no acepta subir de 50 a 80 decibeles

Sonido: Cambiemos no acepta subir de 50 a 80 decibeles

El bloque de concejales de Cambiemos votó positivamente en general pero no acompañó en particular (dos artículos), la ordenanza que actualiza el marco regulatorio de las actividades de esparcimiento nocturno, y que eleva de 50 a 80 decibeles (dB) el sonido ambiental máximo permitido en espacios abiertos.

La norma, sancionada por el Honorable Concejo Deliberante en la última sesión extraordinaria del año, faculta al Departamento Ejecutivo Municipal (DEM) a “otorgar permisos especiales” (artículo 1°) para la realización de espectáculos al aire libre en lugares de esparcimiento nocturno que tendrán permitido desde ahora, y durante tres meses, utilizar sonido ambiental hasta los 80 decibeles (artículo 4°).

En ese punto la norma precisa además que el evento que se autorice “no podrá tener una extensión temporal superior a los 75 minutos y nunca más allá de las 02.00 horas”.

Durante el debate, el bloque de concejales de Cambiemos justificó su voto negativo a los artículos 3 y 4 de la nueva normativa argumentando que lo establecido en la ordenanza vigente (N°10396), que establece un sonido máximo de 50 decibeles para espacios abiertos, “apunta a respetar a los concurrentes a dicho lugar de esparcimiento o recreación y a los vecinos que no participan del evento”.

En ese sentido, los ediles de la primera minoría destacaron contar con el asesoramiento del Círculo de Fonoaudiólogos de la ciudad, que recomienda “que el nivel de ruidos externos a tomar en cuenta no puede superar 40-50 db para exteriores” en horario nocturno.

Los concejales de Cambiemos dejaron en claro además que votaban en contra del artículo 4º porque “no fija franjas horarias claras aun habiendo solicitado que en la nueva ordenanza se establezca la misma de 18 a 02 hs y se tenga en consideración los días de shows, ya que no es lo mismo un espectáculo en días laborables que fines de semana o vísperas de feriados, como tampoco se tuvieron en cuenta las zonas” en las que se autoriza la realización de eventos con esas características.

“Consideramos la necesidad de actualizar algunos criterios normativos y establecer espacios públicos para la realización de espectáculos musicales y/o artísticos”, expresaron los ediles de Cambiemos.

Y remarcaron que “no acompañar los dos artículos no significa que estamos en contra de que se pueda disfrutar de un momento de música al aire libre y menos aun de la bandas y artistas locales, pero consideramos que debemos tomarnos un tiempo para poder estudiar el tema más a fondo y encontrar un equilibrio entre los vecinos, los inversores, los artistas y el municipio”.

Cabe destacar que la ordenanza aprobada sólo modificó el sonido máximo permitido en espacio abiertos, pasando de 50 a 80 decibeles, pero mantiene los vigentes valores para boliches cerrados (90 dB) y confiterías y restaurant cerrados (85-90 dB).