Miércoles 22 de agosto 2018
Inicio / Locales / Protesta universitaria, la vuelta a clases en la calle
o_1534936157

Protesta universitaria, la vuelta a clases en la calle

Al igual que la semana pasada y para darle visibilidad al conflicto por el recorte presupuestario que sufren las universidades públicas del país, esta mañana desde la Facultad de Bromatología dictaron clases públicas en la calle.

En la puerta del edificio donde funciona la Universidad Nacional de Entre Ríos (UNER), en la esquina de 25 de Mayo y Perón, se dieron clases públicas. Una de ella fue la de Inglés, a cargo de la profesora Carola Clerici, quien estuvo a cargo del segundo año de la Tecnicatura en Gestión Gastronómica.

En diálogo con ElDía desde Cero, la docente explicó: “hicimos paro dos semanas, pero para no perjudicar a los chicos decidimos dar clases, a modo de protesta y para que la gente sepa que estamos trabajando”.

De hecho, “muchos de quienes pasaban por el lugar se interesaron por la situación y hasta se sumaron a escuchar la clase”, aseguró Clerici.

“Es una buena alternativa para que se escuchen nuestros reclamos”, dijo la profesora que se formó en la universidad pública. “Toda mi familia estudió en escuelas y facultades del Estado, libres y gratuitas, algo que de otra manera no hubiese podido ser posible”.

El conflicto:

Por tercera semana continúa el paro que afecta a 57 universidades, 190 mil docentes, y 1.600.000 alumnos. El reclamo generalizado es por el presupuesto, las paritarias y los fondos atrasados. En Gualeguaychú habrá clases públicas el miércoles, jueves y viernes. Además se sumarán reuniones inter-claustros y encuentros gremiales.

La situación de la educación universitaria atraviesa uno de los momentos más complejos. El presupuesto universitario es de $103.000 millones, aunque los gremios denunciaron que por el acuerdo con el FMI, Argentina deberá recortar $3.000 millones, lo que afectaría en el nivel de obras, mejoras edilicias y hasta salarios.

Algunos estadistas señalaron que si se estima una devaluación del 36%, el presupuesto universitario cayó de U$S 5.336,7 millones a U$S 3.421,9 millones.

Ante este panorama, el gobernador, Gustavo Bordet recibió ayer a rectores y decanos de las facultades de la Universidad Nacional de Entre Ríos (UNER).

Dialogaron sobre las dificultades que atraviesa la casa de estudios, por lo que el mandatario gestionará reuniones a nivel nacional para encontrar “puntos de convergencia” y convocará a los legisladores nacionales entrerrianos.

En la reunión, el gobernador destacó la relevancia que posee la universidad nacional en la provincia y puso de relieve lo positivo que resulta poder reunirse con sus autoridades para “tener este espacio de charla y de intercambio de opiniones”.

“Este es un momento donde la situación resulta complicada para las universidades, y una oportunidad para dialogar de varios temas que están en agenda y los de coyuntura que se incorporan e imponen un contenido de resolución rápida junto a las nuevas autoridades democráticamente electas en cada facultad y en la universidad”, expresó el mandatario.

“Como graduado de la UNER y de haber vivido como consejero superior estudiantil todo el proceso de transformación, entre el ‘83 y el ‘86, donde se normalizó la universidad, ratifico mi compromiso con la universidad pública”, expresó el mandatario.

Durante el encuentro, las autoridades universitarias expusieron la problemática que la universidad nacional presenta en virtud de decisiones presupuestarias tomadas por el gobierno central, que impedirían darle continuidad al plan de obras y al programa de expansión de tecnicaturas hacia diferentes localidades entrerrianas, como así también de la situación del sector académico que se encuentra con medidas de fuerza.

“Para nosotros ha sido una reunión muy satisfactoria, donde hemos podido trasmitir la preocupación que tenemos por la subejecución del presupuesto 2018 y también por la próxima presentación del presupuesto del año 2019”, precisó el rector de la UNER, Andrés Sabella.

“Nos encontramos atravesando una situación compleja. En primer lugar por el no cierre de la paritaria docentes que hizo que en este segundo semestre del año la actividad académica de la universidad se encuentre prácticamente paralizada”, explicó.

“La otra preocupación tiene que ver  con las posibilidades de continuar los programas que la universidad tenía pensado para este año y el que viene, relacionados con la expansión hacia el interior de la provincia dando respuesta a demandas puntuales de los municipios”, detalló Sabella, quien estuvo acompañado por la vicerrectora, Gabriela Andretich, y los decanos de las diferentes facultades.

Luego indicó: “Hemos informado de toda esta situación al gobierno provincial y creemos que, a través de gestiones que puedan hacer tanto el gobierno como los legisladores entrerrianos, se pueda revertir esta situación y que realmente podamos cumplir con las expectativas de los municipio y las localidades entrerrianas que se relacionan estrechamente con necesidades de esos sectores”.