Martín Guzmán: “Estamos viviendo un proceso de recuperación económica que es fuerte“
Martín Guzmán: “Estamos viviendo un proceso de recuperación económica que es fuerte“

“La economía va a crecer este año más que el 9%. La inversión en Argentina está creciendo“, aseguró el Ministro de Economía. Destacó el incremento que se está registrando en el empleo y en las exportaciones en términos de precios y volúmenes.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, expuso este miércoles en el cierre de las Jornadas Monetarias y Bancarias 2021: “Condiciones Macroeconómicas, Crecimiento y Distribución. Problemas subyacentes de la economía Global y lecciones de la pandemia“, organizadas por el Banco Central de la República Argentina.

Durante su intervención, el titular del Palacio de Hacienda destacó que las políticas implementadas por el Gobierno Nacional durante la pandemia para proteger al tejido productivo y a los sectores más vulnerables, permitieron que en 2021 estemos “viviendo un proceso de recuperación económica que es fuerte“. “La economía va a crecer este año más que el 9%. La inversión en Argentina está creciendo, estimamos que en el año habrá crecido más del 30%. Esto es bueno, porque no solo significa un impulso a la recuperación, sino más capacidad productiva“, agregó Guzmán.

En esta línea, el Ministro hizo hincapié en el incremento que se está registrando en el empleo y en las exportaciones en términos de precios y volúmenes, y señaló que “lo que se ve cuando comparamos con la foto de fines de 2020 es progreso“. En este contexto, Guzmán sostuvo que “el principal escollo para mantener la estabilidad es la deuda con el FMI que hay que lograr refinanciar sobre la base de términos que permita que la economía argentina se pueda seguir recuperando“.

Además, el Ministro indicó que el Estado deberá mantener su rol contracíclico y “seguir impulsando a la demanda agregada de una forma que propicie la continuidad de la recuperación económica“. “El superávit fiscal es virtuoso cuando es hijo del crecimiento económico y también de mejoras en la administración tributaria que permita ir resolviendo temas como la evasión impositiva“, añadió el Ministro, al tiempo que destacó la importancia de fortalecer la moneda. Para lograr este objetivo, Guzmán resaltó la necesidad de generar más divisas y mejorar el perfil de financiamiento de la política pública.

En relación a la política de precios, Guzmán aclaró que “son necesarias más anclas que sólo la política macroeconómica“ y aseguró que es necesario que el sector público y privado construyan acuerdos “que permitan tener un ancla más para la formación de expectativas“. Además, el Ministro remarcó que, en esta negociación, “el gobierno tiene el rol más importante que es el de la conducción“ y que apuntará a que los ingresos reales continúen recuperándose, “sobre la base de un sendero inflacionario que vaya en la línea de que año a año vaya bajando la inflación, que es absolutamente posible y es lo que nosotros vislumbramos hacia adelante“.

Asimismo, Guzmán sostuvo que a partir de la pandemia se generaron modificaciones en la organización de los sistemas económicos en términos de oferta y demanda. En este sentido, explicó que “cada país ha tenido respuestas para la pandemia que han sido diferentes y que no se han podido coordinar“ y que “ha implicado un problema en el funcionamiento de las cadenas productivas“. Por este motivo, indicó que estas dinámicas afectan a los procesos productivos y de comercio a nivel global y que están implicando “presiones sobre los precios“.

Con respecto al incremento de la desigualdad a nivel global generado por la pandemia, Guzmán destacó la necesidad de que los salarios reales crezcan. “Esa es una de las condiciones necesarias, no la única, para revertir los incrementos en la desigualdad que se ha dado en el mundo“, afirmó el Ministro. Asimismo, se refirió a la importancia de generar una política tributaria con mayor progresividad “para que los Estados cuenten con mayor capacidad para hacer las políticas económicas que necesitan para la recuperación económica“.

Finalmente, Guzmán recordó que, durante la pandemia, muchas corporaciones se beneficiaron por las inversiones realizadas por el Estado para generar mayor conocimiento y mejor infraestructura, y que en esta etapa “es necesario que contribuyan al fortalecimiento de los Estados vía una mayor contribución desde el punto de vista de la recaudación“. “Hace falta lograr que la distribución de los recursos que se genera a partir de una solución impositiva global, de una mejora en la arquitectura tributaria, beneficie al mundo en un sentido amplio, no solamente a los países desarrollados, sino también a los países en desarrollo o los que están en un país de avance menor en cuanto a la evolución de los ingresos“, concluyó.