Juntos por el Cambio denuncia que en el Ecoparque se entierra el 97% de la basura de la ciudad
Juntos por el Cambio denuncia que en el Ecoparque se entierra el 97% de la basura de la ciudad

“No es más que un basural a cielo abierto“, advirtieron los concejales de la primera minoría. Días pasados recorrieron las instalaciones del predio y tomaron nota que se recupera un porcentaje muy bajo de residuos, y que se entierran sin separarlos de las bolsas de nylon.

Los concejales de Juntos por el Cambio (JxC) han tenido desde el inicio de la gestión, una marcada observancia de la cuestión ambiental. En ese marco, han realizado diversas advertencias y hasta pedidos de informes. En este caso, y preocupados por distintas informaciones recabadas en relación al funcionamiento del Ecoparque, tomaron contacto días pasados con el Foro Ambiental -que había realizado una visita un tiempo atrás- y posteriormente recorrieron personalmente las instalaciones del predio municipal que recibe los residuos de la ciudad.

“Lamentablemente no tenemos buenas noticias para la comunidad. El Ecoparque no es más que un gran basural a cielo abierto, con enormes deficiencias y se trata de una gran mentira inserta en el relato kirchnerista local”, resumieron.

Alejandra Leissa, Juan Olano y Pablo Echandi contaron que “se ha venido engañando al vecino. Hoy de toda la recolección domiciliaria, lo que se recupera no llega al 3 %, con el agravante que la gente separa y la enorme mayoría de los camiones ni siquiera pasa por la Cooperativa que hace la separación. El 97 % de los residuos se entierran como llegan, terminando con el relato de la gestión que le importa lo ambiental”, criticaron.

“Pero hay mucho más -continuaron- para preocuparse. No existe un tratamiento integral de los residuos. Lo que llega y como llega se entierra. La Municipalidad tira alrededor de 2.700 toneladas mensuales, unas 32 mil toneladas anuales. Allí no hay recuperación de residuos orgánicos, ya que se entierran con las bolsas de nylon como vienen. El Foro Ambiental ha hecho algunas recomendaciones al respecto, pero más allá incluso de existir legislación, no hay signos de que les interese cambiar nada”, remarcaron.

Los concejales de JxC señalaron que es gravísimo que se tire todo tal cual llega a los piletones “que es esencialmente un basural a cielo abierto. Recordemos que supuestamente la zona donde se deposita la basura debería tener una membrana para evitar la filtración de los lixiviados hacia las napas. La pregunta que surge es ¿Si han existido incendios y se tira vidrio y metales, entre otros elementos, no es muy probable que existan enormes filtraciones al terreno y se esté contaminando?”, indagaron retóricamente.

“Hay otra falencia grave. La Cooperativa que separa los residuos inorgánicos, que trabaja con muchas ganas y hace una buena tarea, sólo clasifica lo que les sirve económicamente. Hay muchos residuos que van a enterrarse porque no tiene valor comercial. Que se entienda algo: que sólo se recupere menos del 3 % de la basura y que haya elementos que no se separen no es culpa de los cooperativistas. Lo que existe es una pésima política de la actual gestión que no amplía turnos, ni adquiere maquinaria, ni toma decisiones para que se reduzca notablemente lo que se entierre. En realidad, sí se ha adquirido maquinaria en los últimos tiempos, pero toda orientada a enterrar basura y no a recuperarla”, indicaron.

En otro orden, también recordaron que “como en casi toda la gestión, acá tampoco existe transparencia. Aún se espera saber qué pasó con el robo al Ecoparque de hace años, donde desapareció dinero supuestamente de una Cooperativa. Tampoco hemos podido lograr que se nos responda cuánto se recauda con la venta de los elementos que separan (cartón, plástico, etc). Parece increíble, pero es real, nadie puede saber cuánto se cobra y cómo y adonde ingresa ese dinero”, puntualizaron.

Los ediles sostuvieron que “entendemos que la cultura de la separación diferenciada de residuos debe mantenerse y profundizarse, inclusive con campañas publicitarias para generar plena conciencia. Pero es cierto a la vez, que miles de hogares separan en vano. Eso es lo que no puede suceder. Es inadmisible que se gasten millones y millones en áreas insólitas y no se pueda invertir para mejorar el funcionamiento del ya mal llamado Ecoparque. Y si ya se dieron cuenta que este formato de recuperación es obsoleto, hay que pensar en otros como existen en diversas ciudades. No estaría mal que se reconozca que hay otras formas. No puede admitirse que se siga contaminando para sostener un relato falaz”, destacaron, al tiempo que aseguraron que “el Ecoparque y el PASSS son las grandes mentiras de la gestión, poseen presupuestos inmensos y tienen resultados paupérrimos, pero a la vez son sostenidos por un circo propagandístico gigante”, finalizaron.