El consumo de leche llegó al nivel más bajo de los últimos 29 años
El consumo de leche llegó al nivel más bajo de los últimos 29 años

El consumo de leche por habitante retrocedió este año a 176 litros, el nivel más bajo desde 1990. Lo adjudican al fuerte incremento que viene sufriendo en su precio: En los últimos 12 meses la suba llega al 92,7%.

El Observatorio de la Cadena Láctea Argentina informó que el consumo de leche por habitante retrocedió este año a 176 litros, el nivel más bajo desde 1990. La caída del consumo se explica en parte por el gran incremento que viene sufriendo en su precio.


La asociación de consumidores Deuco informó que en los últimos 12 meses la suba llega al 92,7%, según informó el diario Página 12. En tanto, Osvaldo Bassano de la Asociación de Defensa de los Derechos de los Usuarios y Consumidores (ADDUC) dijo que "la empresa La Serenísima tiene el 90% de la comercialización y venta de los productos lácteos y decide el precio gracias a la enorme concentración".


Deuco relevó que el precio de la leche en sachet entera y descremada La Serenísima pasó de $44,20, en agosto de este año, a $48,70 pesos en septiembre. Se trata de un 10% más caro. Lo mismo pasó con la ultra entera con hierro (pasó de $45,60 a $50); la leche entera reducida en lactosa (de $46,60 a $51,30); y la leche UAT, entera o descremada (de $53 a $58,20)


A su vez, los precios en los productos derivados de la leche crecieron hasta un 42,9% entre mayo y octubre de este año. La manteca, por 100 gramos, pasó de $49 a $67,50 (37,8%), mientras que la de 200 gramos pasó de $83,70 a $116,40 (39 %).


También aumentaron el dulce de leche de 400 gramos, que pasó de 71 a 95,40 pesos (34%); la crema en leche de 200 centímetros cúbicos, de $58 a $77,50 (33,5%); el queso rallado en hebras, de $98,70 a $134,70 (36,5%); la ricota entera de 500 gramos, de 85 a 118,30 pesos (39%); la leche en polvo deslactosada, de $211 a $299,80 (42%); la manteca light untable de 200 gramos, de $119,40 a $166 pesos (39%); la leche en polvo en bolsa de 200 gramos, de 69,60 a 99,50 pesos (42,9%); y el queso rallado, de 37,80 a 51,30 (35,7%).


Los quesos, por su parte, subieron este fin de semana hasta un 15%. En la lista que difundió Deuco, los quesos más caros registrados son el provolone y el reggianito, cuyo precio por kilo trepó desde el 15 de agosto pasó de $824 a $948, siendo un 15% el incremento en ambos casos. Además, el queso sardo pasó de $782 a $900 (15%) y el queso cremón de $373 a $410 (10%).

Nueva caída del consumo minorista
Nueva caída del consumo minorista

Un estudio de la CAME (Confederación argentina de la mediana empresa) reveló que los comercios minoristas vendieron en septiembre pasado un 14,5% con respecto a igual mes del año anterior y que el consumo acumula una caída en los primeros meses del año del 2018