60 empleados de UPM sufrieron una intoxicación alimentaria

Fue a partir de la ingesta en el comedor de la planta, que desde hace poco más de un mes cambió de firma y comenzó a ser gestionado por una empresa argentina.

"La intoxicación alimentaria alcanzó a un número importante de empleados de UPM y de otras empresas que cumplen tarea para la multinacional de origen finlandés”, aseguraron fuentes cercanas a la empresa.

La Dirección departamental de Salud de la Intendencia de Río Negro investiga un hecho que se registró en la planta de UPM: la intoxicación de 60 trabajadores a partir de la ingesta en el comedor de la planta, que desde hace poco más de un mes cambió de firma y comenzó a ser gestionado por una empresa argentina.


En todos los casos se trata de cuadros de gastroenterocolitis de nivel leve y en algunos casos están asociados a un estado febril. Uno de los empleados -que no quiso revelar su nombre- dijo haberse visto afectado después de haber comido un plato en base de lasagna que estaría en mal estado. 


La situación ameritó la intervención de la Dirección de Bromatología de la Intendencia de Río Negro, que concurrió hasta la planta con el propósito de verificar los procedimientos empleados en la cocina del lugar y si se está respetando la cadena de frío. Es la primera que vez que pasa algo así en 11 años, dijo una funcionaria que trabaja desde la apertura de la fábrica de celulosa. 


Parte de la investigación utilizará las grabaciones de cámaras de seguridad instaladas en ese área de UPM para detectar dónde estuvo la falla.


La Dirección de Salud resolvió iniciar un estudio con 10 personas que continúan con los síntomas, y se ordenó análisis de diferente tipo, de forma de identificar la existencia de bacterias o parásitos que pudieran haber dado origen a la intoxicación.


“La empresa fue quien nos comunicó esta mañana de la situación y a esta hora estamos saliendo de la fábrica con el equipo de laboratorio”, informó la directora de Bromatología, Sylvia Ibarguren.


“Estamos siguiendo el protocolo frente a un brote como el que se ha dado, hicimos análisis y toma de muestras que están siendo remitidas al laboratorio de la Intendencia de Montevideo”, explicó la jerarca municipal.


Dijo que los estudios permitirán establecer si se trata de una contaminación microbiológica o química. “Sorprende el episodio porque el establecimiento funciona muy bien, son muy exigentes”, explicó la jerarca. El comedor quedó funcionando normalmente porque no se detectó nada que ameritara algún tipo de medida de clausura parcial.


UPM emitió un comunicado en el que dio cuenta de la situación. "Sobre mediodía del martes, en el comedor de la planta de Fray Bentos se ha constatado que un grupo de trabajadores ha presentado síntomas de malestar estomacal. 


Las personas han sido atendidas de forma inmediata por el personal médico de la planta, y todos se encuentran estables y, en su mayoría, realizando sus tareas normalmente. 


UPM está realizando todas las investigaciones correspondientes, incluyendo análisis del alimento y muestras en laboratorios certificados para identificar la causa que generó esta situación, y asegurar la buena salud de todos los trabajadores y la calidad de los alimentos", aseguró. 


Fuente: El País