La voz del Sur Entrerriano
Detuvieron a dos jóvenes por el asesinato del diácono de Lomas de Zamora

Tienen 19 y 20 años y, según los investigadores, están señalados como los autores materiales del crimen

Dos jóvenes fueron detenidos este martes por el crimen del diácono de una parroquia de Lomas de Zamora, Guillermo Luquín, quien apareció degollado en una habitación de su casa el pasado domingo por la mañana.


Según confirmaron fuentes de la investigación a Infobae, los detenidos son dos jóvenes de 19 y 20 años, quienes están señalados como los autores materiales del crimen.


Las detenciones fueron llevadas a cabo por efectivos de la Jefatura Departamental de Lanús, la Distrital de Lomas de Zamora y la DDI local, áreas pertenecientes a la Policía de la Provincia de Buenos Aires.

Según informaron fuentes cercanas a la investigación, al menos uno de los dos individuos detenidos habría mantenido una relación personal con el cura asesinado que excedía el vínculo habitual de un diácono y un visitante habitual a la parroquia Nuestra Señora del Carmen de Lomas de Zamora.


El hombre de 52 años fue encontrado el domingo por la mañana sin vida y envuelto en una sábana dentro de su habitación. La autopsia realizada luego sobre su cuerpo indicaría que el diácono presentaba cinco heridas punzantes de arma blanca, una letal en el cuello a la altura de la arteria carótida, y un golpe en la cabeza, que pudo haber sido efectuado con un velador.


También se encontraron lesiones de defensa en los brazos del clérigo, por lo que se estima que hubo un forcejeo previo al asesinato.

Según pudo averiguar Infobae, al menos uno de los dos acusados ya conocía de antemano al diácono y fue el mismo cura quien los invitó a ambos a su casa durante la noche fatídica del sábado 8.


Desde las primeras horas de esta mañana, los dos detenidos se encuentran en la UFI Nº 6 de Lomas de Zamora, a cargo del fiscal Gerardo Mohoraz, donde brindan sus declaraciones indagatorias y brindan los detalles sobre lo sucedido durante esa madrugada.

Aún se desconoce el tipo de relación que mantenía el diácono con los jóvenes detenidos. Asimismo, con el pasar de las horas, comenzaron a salir a la luz datos sobre el pasado del representante religioso. El hermano, residente en la provincia de Córdoba, contó que un tiempo atrás, Luquín había recibido una denuncia en las redes sociales en la que se lo acusaba de haber llevado a un menor de edad a un lavadero para abusar sexualmente de él. Hasta el momento, no se realizó ninguna denuncia ante la Justicia sobre ese supuesto hecho.