La voz del Sur Entrerriano
Después de 8 años, la Justicia Federal condenó a la mujer del ex intendente Chesini por las pensiones truchas

El Tribunal Oral Federal de Paraná condenó a Viviana Stella Maris Benedetti que admitió haber percibido en forma irregular una pensión no contributiva destinada a personas de escasos recursos económicos.

 La investigación que sacó a la luz en 2011 Gualeguaychú a Diario y el programa televisivo Fuera de Juego denunciaba también el cobro de las mimas pensiones por parte de dos sobrinos y la hija del ex intendente de Pueblo Belgrano, Jacinto Elías Chesini.

El hecho fue un escándalo en Pueblo General Belgrano e involucró a quien luego sería intendente (2011-2015), Elías Jacinto Chesini (PJ), porque gestionó y consiguió una pensiones graciables a diferentes familiares entre ellos su esposa –quién fue condenada-, su hija y dos sobrinos (uno de ellos es actualmente concejal, Juan Pablo Racigh). Se trata de pensiones no contributivas por incapacidad o invalidez que administra el Congreso Nacional para personas de bajos recursos económicos y que no tengan otro ingreso o, si lo tuvieran, fuera menor a dos jubilaciones mínimas.

Viviana Stella Maris Benedetti terminó condenada en un juicio abreviado luego de que admitiera que cobró la pensión “por dos años y algo” hasta septiembre de 2010 y que se comprobara que a partir de marzo de 2010 ese percibió, además, “otros ingresos por la realización de actividades laborales, en violación del régimen de incompatibilidades que regula el otorgamiento del beneficio estatal”, según expuso el Tribunal Oral Federal de Paraná en la sentencia donde se confirmó una condena de dos años de prisión condicional.

En 2010, cuando se descubrió el fraude, el monto de la pensión era de 845,15 pesos mensuales y la beneficiaria habría cobrado la asignación durante siete meses en forma irregular.

El escándalo estalló a partir de la denuncia promovida por Facundo Olivera, un vecino de Pueblo Belgrano que se presentó en la Comisaría Quinta de la localidad y expresó que personas desconocidas habían dejado un folleto por debajo de su puerta en el cual se exponían “varios nombres de personas que supuestamente son pensionadas y las mismas no necesitarían tal pensión ya que tendrían muy buen sustento económico”.

Para ese entonces, la mujer que era beneficiaria de la pensión figuraba en los registros de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) como contribuyente dedicada a “servicios de alojamiento en hoteles, hosterías y residenciales similares excepto por hora que no incluyen servicio de restaurant al público” y antes había sido empleada en relación de dependencia de Gloria Isabel Chesini, la hermana de quien sería intendente.

La condenada explicó que el emprendimiento gastronómico solo era rentable en la temporada de verano y que le ofrecieron la pensión porque su situación económica era “súper mala, no tenía ni para comer”. Dijo que luego le ofrecieron otra asignación para su hija. “Ella empieza a cobrar la que estaba a mi nombre y con mi tarjeta”, detalló.

“Yo no robé, ni me quedé con nada que no correspondiera; cuando me la otorgaron no tenía otra alternativa”, declaró en su descargo ante la justicia al que accedió Página Judicial.

El caso, sin embargo, constituye una de tantas irregularidades por parte de beneficiarios que no cumplen con los requisitos que son obligatorios para acceder a una pensión de estas características, y por eso la contundente respuesta del tribunal: “Le despojó un dinero (a la administración pública) sabiendo que lo percibía ilegalmente”.

El inicio de la investigación

En 2011, la Justicia comprobó el cobro de cinco pensiones que corresponderían a tres menores de edad y una mayor, relacionadas al entorno familiar del ex intendente de Pueblo Belgrano, Jacinto Chesini (2011-2015). El monto total percibido hasta diciembre de 2011, superaría los 650 mil pesos y algunas las comenzaron a percibir en 1999. De la investigación encabezada al inicio por el juez de Instrucción Eduardo García Jurado, habría surgido que dos de los beneficios caducarían en enero de 2021. La causa fue elevada a la Justicia Federal.

“Luego de tomarle declaraciones testimoniales al director de la Administración Nacional de Seguridad Social (Anses), al gerente del Banco Nación y al titular de Asuntos Legales de la Municipalidad de Gualeguaychú, se pudo comprobar que todo lo que había denunciado el vecino de Pueblo General Belgrano acerca de las versiones que tomaron estado público sobre el cobro de pensiones, eran certeras. En realidad son cinco los beneficios otorgados por el Congreso nacional que se desprenden de esta causa”, informó en aquel momento García Jurado a GUALEGUAYCHÚ a DIARIO.

Detalles de la investigación

La investigación que realizó el Poder Judicial sobre los datos específicos de cada uno de los beneficios. De estos datos habría surgido, por ejemplo, que Viviana Stella Maris Benedetti -esposa de Chesini- cobraba dos pensiones y no una como se suponía en un principio. Habría comenzado a recibir el cobro en enero de 1999 y renunciado al mismo en septiembre de 2010, cuando desde el programa Fuera de Juego, hicieron la primera denuncia pública. Hasta ese momento, de esa pensión se habrían cobrado en el Nuevo Banco Bersa, alrededor de 130 mil pesos que corresponderían a un beneficio de 845,15 pesos mensuales.

Asimismo, lo sorprendente es que según la declaración testimonial de las autoridades bancarias, existiría otro beneficio de 540 pesos que cobraría esta misma persona en la sede local del Banco Nación.

Por otra parte, la hija del ex intendente de Pueblo General Belgrano, que en ese momento era menor de edad, habría comenzado a cobrar la pensión de privilegio en enero de 2001, por un monto promedio mensual de 1.384,36, lo que haría hasta el día de la fecha un total obtenido de 197.957,39 pesos. Hay que tener en cuenta el contexto de país, cuando en el 2001 la ruptura social afectó a millones de argentinos, con excepción de casos como el que ahora se investiga.

Pero, otra de las sorpresas que surgió de la investigación es que la fecha de cese de cobro de este beneficio es en enero de 2021, es decir, que de no haberse realizado las denuncias correspondientes todavía estaría cobrando la mensualidad.

En la misma situación está la pensión que percibe una sobrina de Jacinto Chesini, hija de su hermana Claudia, quién cumplió mandato como concejal de Pueblo General Belgrano y ocupó el cargo de asesora del Municipio. Al igual que la anterior, la jovencita comenzó a cobrar la pensión de privilegio en enero de 2001 y hasta 2010 había percibido un total de 197.957,39 pesos. Misma situación que la anterior ya que la fecha de cese de cobro era en enero de 2021.

Finalmente, la quinta pensión de privilegio que rodea a la familia Chesini correspondería al otro hijo de Claudia, Juan Pablo Racigh, actualmente concejal y candidato a repetir la banca, quien habría comenzado a percibir el beneficio en abril de 1997 y lo disfrutó hasta marzo de 2010, es decir, un total de 156 meses, que harían un total de 131.347,83 pesos.

En 2011, una reveló una fuente judicial reveló que la investigación contable habría dado como resultado que del entorno familiar del ex intendente de Pueblo General Belgrano, Jacinto Chesini (la mujer, la hija y dos sobrinos) habrían percibido de beneficios otorgados por el Congreso de la Nación más de 655 mil pesos.(GUALEGUAYCHÚ a DIARIO)