Miércoles 29 de agosto 2018
Inicio / Locales / La empresa Altos de Unzué desmiente al municipio de Gualeguaychú y denuncia campaña hostil en su contra
8

La empresa Altos de Unzué desmiente al municipio de Gualeguaychú y denuncia campaña hostil en su contra

Desde el municipio de Gualeguaychú denunciaron que los propietarios del emprendimiento Amarras impiden el acceso a miembros de la secretaria de ambiente de Gualeguaychú a visitar el predio, y utilizan ese argumento para intentar justificar la realización estudios adicionales y continuar demorando la continuidad del proyecto.

Queremos hacerle saber a la comunidad que desde la empresa Altos de Unzue SA, propietaria del desarrollo urbano Amarras repudiamos y denunciamos publicamente las falsedades vertidas por los funcionarios del municipio vecino de Gualeguaychú, quienes parecen dispuestos a todo tipo de maniobras para impedir la continuidad de las obras en nuestro barrio, el cual se construye en el municipio de Pueblo Belgrano sobre la base de derechos adquiridos, y bajo la totalidad de los permisos necesarios tanto a nivel municipal como a nivel provincial.

 

Queremos dejar en claro que de ninguna manera hemos negado el acceso no solo de los funcionarios municipales de Gualeguaychú, sino a ninguna persona que alguna vez haya pedido visitar el predio para conocer nuestras obras. Nuestra postura ha sido siempre la del dialogo con todos los actores de la comunidad, incluso con aquellos que de manera malintencionada han intentado sistemáticamente derruir nuestro buen nombre y honor.

 

A continuación hacemos pública la comunicación por parte de nuestra empresa a la secretaria de ambiente de Gualeguaychú, Susana Villamonte, respecto a lo acontecido el día 5 de Agosto de 2016.

 

Dra. Susana Villamonte

Directora

Dirección de Ambiente

Municipalidad de Gualeguaychú

Alte Brown 540

Te: 03446 428820

E-mail: svillamonte@gualeguaychu.gov.ar

El , Juan Pablo Russo escribió:

Estimada Susana,

 

Hace un momento me avisaron telefónicamente que se presentó en el predio de Amarras para realizar una visita, sin previo aviso. Tal como le avisé oportunamente el mes pasado, no tenemos ningún problema en que se presente y vea las obras realizadas, siempre y cuando tenga a bien avisarnos por nota formal.

 

El sentido más claro y simple de este procedimiento es poder acompañarla durante la visita, con nuestro equipo técnico, para darle publicidad a la visita, explicarle adecuadamente el sentido de cada obra, su rol dentro de la lógica sustentabe del proyecto, los estudios de detalle generados y demás cuestiones que creemos importante hacerle conocer, y así pueda luego trasmitir adecuadamente a la población.

 

Insisto, para no tener una comunicación errónea, nadie le impide el ingreso al predio, solo se le pide previo aviso. No olvide que es un predio de carácter privado, y asimismo excede a la competencia de su Municipio, estando situado en Pueblo General Belgrano. Por ello, le exigimos las formalidades mínimas para poder darle al asunto la seriedad que merece.

 

Saludos cordiales

Juan Pablo

 

  Juan Pablo Russo

Especialista en Derecho Ambiental

Teléfono: (0221) 427-4687 / 89

Celular: 221-5026472

Calle 48 N.963 Piso 5M (CP 1900)

La Plata, Buenos Aires, Argentina.

www.ambienteyterritorio.com

 

También queremos hacerle saber a la comunidad que desde el comienzo de la actual gestión de gobierno en Gualeguaychú hemos solicitado por escrito, y en reiteradas ocasiones, se tenga la amabilidad de recibir a nuestro equipo de trabajo con el objetivo de hacerles conocer nuestro proyecto y proporcionar toda la documentación y estudios de respaldo que sirven para traer claridad y garantizan que nuestro barrio está lejos de ser una amenaza para la comunidad.

 

Lamentablemente no solo no hemos sido recibidos, sino que ni siquiera se ha tenido la amabilidad de responder a alguna de nuestras solicitudes de reunión.

 

Podemos comprender aunque no compartir la postura del municipio de Gualeguaychú en relación a este tema, ya que de ninguna manera se puede avalar que funcionarios públicos no den la cara frente a temas importantes que atañen a la comunidad.

Y por comunidad debe entenderse también a los compradores que aun no han podido materializar su sueño de construir su vivienda en nuestro barrio, y a los muchos trabajadores que han perdido su empleo y que viven en la ciudad de Gualeguaychú.  En algunos casos han votado y hasta militado en favor de la actual gestión de gobierno.

 

Sostenemos que desde el municipio vecino se está utilizando el uso de un recurso natural interjurisdiccional (el río Gualeguaychú) de forma abusiva y sin ningún tipo de fundamento científico serio, para detener obras lícitas aprobadas por un municipio autónomo y por todos los organismos provinciales competentes. Los estudios realizados e incorporados a los distintos expedientes tienen la solidez y suficiencia científica que avalan nuestras afirmaciones.

 

Cabe recordar que durante casi 2 años, desde el municipio de Gualeguaychú sostuvieron la teoría que debido a la construcción de Amarras se inundaría parte de la ciudad, desestimando los estudios realizados por prestigiosos profesionales como lo son el Ingeniero Ricardo Ferreyra y el Ingeniero Eduardo Barbagelata, quien fue Decano de la Facultad de Ingeniería y Ciencias Hídricas de la Universidad Nacional del Litoral.

 

A raíz de ello, en Diciembre 2015, el Sr. Gobernador emite el Decreto 258/15 y dispone suspender los efectos del certificado de aptitud ambiental hasta tanto el Grupo Especial Contaminación Río Uruguay (GECRU), dependiente de la Universidad Tecnológica Nacional, genere una nueva modelación hidráulica que ratifique o rectifique la presentada por la empresa, realizada por la consultora BISA y aprobada por la Dirección de Hidráulica de la Provincia.

 

En el mes de Febrero la Secretaría de Ambiente emite la resolución #002 donde invita a UTN GECRU a realizar la modelación, según surgía del decreto del Gobernador, y entregar resultado en plazo de 20 días hábiles. Es decir que para el 15 de Marzo de 2016 debía estar dirimido el asunto.

 

                        Faltando solamente dos días para el vencimiento del plazo, nos anoticiamos mediante comunicados de prensa que el Municipio de Gualeguaychú sugirió una nueva institución que realice la auditoría de ingeniería, reemplazando a UTN por la Universidad Nacional de La Plata sin previo aviso, participación u opinión de nuestra parte, ni incluso del mismo Municipio de Pueblo General Belgrano, siendo partes interesadas del procedimiento administrativo. Podría considerarse incluso nulo el hecho de modificar por Resolución un Decreto Gubernamental, si es que no se justifica correctamente, por obedecer a normas de diferente jerarquía y debiendo el mismo modificar su manda por otro Decreto de igual tenor. Rechazamos la lectura de que el Gobernador encarga a la Secretaría la libre elección de cualquier institución pública, debiendo justificar acabadamente el apartamiento de UTN.

 

                     En el mes de Abril, durante una reunión mantenida en la Secretaría de Ambiente, de la cual participaron el Intendente y Viceintendente de Pueblo Belgrano, el Senador Mattiauda, el Diputado Kenetteman, el Diputado Bahillo, la Secretaria Belen Esteves, la Asesora Legal de la Secretaría de Ambiente, y profesionales representantes de nuestra empresa, se nos anticipó que Gualeguaychú no veía como institución imparcial a UTN por haber cursado allí un posgrado el ex Secretario de Ambiente Fernando Raffo.

 

                     Antes que nada, no compartimos que se tilde de parcial a una Universidad Nacional por el mero hecho de que un funcionario partícipe de un procedimiento administrativo haya asistido a dicha casa de estudios, no solo es absurdo sino que también implica un agravio contra la UTN en su integridad. Aunque siguiendo con este razonamiento, vale destacar que prácticamente todos los miembros del equipo de trabajo de Ambiente y Territorio SA, e incluso sus autoridades, son egresados de la Universidad Nacional de La Plata, con varios cursos de posgrado en dicha casa de estudios. Algunos de ellos también son docentes. Y sobretodo, el presidente de Ambiente y Territorio, Nicolás García Romero, y nuestro ingeniero responsable del área civil e hidráulica, Ricardo Ferreyra, ambos son egresados del curso de posgrado de Ecohidrología, del cual ni más ni menos que Patricio Narodovsky y Pablo Gustavo Romanazzi fueron profesores. Aplicando el mismo criterio que con UTN, entendemos que la incompatibilidad en este caso es aun más palpable. Ni hablar de que la Universidad de La Plata no tiene la misma experiencia antecedente que UTN-GECRU en trabajos realizados en la cuenca donde se emplaza Amarras.

                                  Cabe destacar que el grupo GECRU viene desarrollando tareas de investigación en la región y aplicando modelos matemáticos específicos para el estudio de las variables que se discuten en este proyecto. Como dato particular el GECRU cuenta con experiencia en la modelación del río Gualeguaychú y sus afluentes en estudios encargados oportunamente por el propio Municipio de Gualeguaychú para la determinación de los efectos de la contaminación sobre las playas producto del vuelco sin tratamiento del efluente cloacal, que justificó la realización de la obra de la planta de tratamiento hoy en operación.

                      El grupo GECRU también realizo el estudio de los efectos sobre el arroyo El Cura y el Río Gualeguaychú, del proyecto de traslado de las piletas de tratamiento del Parque Industrial Gualeguaychú, que justificó la no viabilidad del mismo.

                    Otro aspecto muy importante, aun más grave como causa de rechazo de la Universidad de La Plata, es la participación de Patricia Pintos en el centro de investigaciones designado y otras varias actividades académicas realizadas junto a Narodowski especialmente. Patricia Pintos es también co-autora junto a Patricio Narodoswki del libro ¨La Privatopía Sacrilega¨. Reiteramos que la figura de Pintos fue determinante como activista ambiental contra Amarras, siempre carente de argumentos técnicos para rebatir los estudios realizados por nuestro equipo profesional. Se vanagloria de detener emprendimientos urbanos en la provincia de Buenos Aires, sin detenerse a analizar la estructura hidráulica de unos y otros. Compara los barrios de Escobar, provincia de Buenos Aires, principalmente polderizados, con Amarras del Gualeguaychú que tiene un sistema integrado al río (totalmente diferente). Compara las inundaciones que sufre la Cuenca del Río Luján por la implantación de emprendimientos urbanos privados, con los supuestos impactos que generaría Amarras del Gualeguaychú, que por un máster plan sustentable y un proyecto de saneamiento hidráulico (realizado por egresados de la maestría que dicta su colega justamente, siguiendo sus principios) más una modelación hídrica de la cuenca, todo lo cual demuestra que no hay riesgo de inundación. Patricia pintos realizó charlas contra la construcción de nuestro barrio en Pueblo Belgrano invitada por el Facebook Salvemos el Río.

Todo esto fue denunciado por escrito ante la Secretaría de Ambiente de la Provincia de Entre Ríos, adjuntando copias de numerosos artículos y publicaciones donde se ve manifiesta la relación entre Pintos y los designados como representantes de la UNLP, así como su rol activista contra Amarras, creemos de forma injustificada desde el plano técnico.

                          También nos fue comunicado en ese encuentro que desde el Municipio de Gualeguaychú se querían realizar estudios adicionales, alejandose del espiritú del decreto del Gobernador, que establecía bien claro que el tema a dirimir era el posible riesgo de inundación denunciado por el propio municipio vecino. Se nos garantizó en dicha reunión que no permitirían incorporar al expediente ningún estudio adicional que escapara al espíritu del decreto y/o derivara además en una extensión o demora en los plazos estipulados.

                           A pesar de todo lo expuesto, y confiando en la calidad y veracidad de nuestros estudios, se puso a disposición de la UNLP toda la documentación solicitada para que dicha casa de estudio pudiera avanzar en la realización de la modelación hidráulica en cuestión.

                           Gracias a Dios, y ante semejante evidencia en relación a la falta de imparcialidad en el proceso de selección de la universidad a evaluar los estudios, el Intendente de Pueblo Belgrano decidió avanzar en la firma de un convenio con la UTN grupo GECRU para que realizara la evaluación según surgía del decreto del Gobernador y así cortar de raíz la posibilidad de fraude.

 

                           Luego que la UTN convalidara los estudios realizados por la empresa y ante la confirmación de que no existen riesgos de inundación a partir de la construcción de Amarras, el Intendente Mauricio Davico decidió ratificar el interés municipal por el proyecto Amarras y solicitó al Sr. Gobernador Gustavo Bordet la pronta resolución del conflicto y la recuperación de los puestos de trabajo perdidos.

 

                          Han transcurrido 8 meses desde la emisión del decreto. Pueblo Belgrano logró la revisión de los estudios hace meses pero desde el Municipio de Gualeguaychú se sigue intentando dilatar la cuestión y para colmo ponerlo en cabeza nuestra, como si fuésemos los culpables de su intencionada demora.

Muestra clara de ello es que se nos acusa de no permitir el ingreso al basural a cielo abierto de Pueblo Belgrano para que el grupo de estudio de la UNLP avance con una supuesta interpretación del paisaje en dicha zona.

                           Que tiene que ver Amarras en ese tema? El basural es municipal y se encuentra en el predio de un privado cercano a nuestro emprendimiento. Adicionalmente, podemos afirmar que no hemos contribuido de ninguna manera en la disposición de residuos en dicha zona.

                           Es conocido que desde el comienzo de nuestro proyecto, y ante el evidente foco de contaminación existente en la zona, manifestamos nuestra voluntad de donar un proyecto para la remediación del actual basural, y un predio de nuestra propiedad para la construcción de una planta de separación de residuos que permita de una vez por todas avanzar en Pueblo Belgrano en el sentido correcto respecto al tratamiento de los residuos domiciliarios. Hemos cumplido con nuestra parte, encomendando la realización del proyecto a la Fundación Ecodesarrollo y una vez concluido se lo hemos donado al Municipio de Pueblo Belgrano que ya lo ha presentado ante el Ministerio de Ambiente de la Nación y se encuentra a la espera de la aprobación.

                            Además nos llama la atención que desde el Municipio de Gualeguaychú se apunte contra nosotros en relación a este tema, cuando es sabido que parte de la basura existente en ese predio pertenece al Municipio de Gualeguaychú. Los residuos de los vecinos y prestadores turísticos del camino de la costa, y del camino a Ñandubaysal, del barrio Prados de la Adelina, y otros predios pertenecientes a dicho municipio terminan disponiendo sus residuos o en el basural de Pueblo Belgrano, o de manera propia ante la falta de interés en el servicio de recolección del otro lado del río. Esto no es nuevo, el basural a cielo abierto de Pueblo Belgrano tiene al menos 30 años y no hay que olvidarse que Pueblo Belgrano funciona como municipio autónomo desde hace solo una década, razón por la cual parte de la basura existente hoy en Pueblo Belgrano data y es responsabilidad del Municipio de Gualeguaychú.

                                Resulta también curioso que el Dr. Luis Leissa denuncie respecto a la basura de Pueblo Belgrano cuando es conocido que durante su gestión de gobierno tampoco se recolectaban los residuos en las zonas antes mencionadas. Durante su gestión de gobierno la península era rellenada con basura municipal, en lo que en su momento se conocía como Las Chacras de Brunetti.

 

Da la impresión que esto que simulo en algún momento ser un reclamo genuino por parte de un sector de la comunidad, se ha convertido en una cuestión personal de un grupo de personas que busca protagonismo y esconde otros intereses que el que manifiestan.

 

Esperamos que se logre entender que nuestra firma no es la ¨enemiga¨ del ambiente, ni de los vecinos de Gualeguaychú, ni nada que se le parezca, por el contrario es simplemente un grupo de empresarios con intensiones de invertir en una ciudad de la Provincia de Entre Ríos, que apuesta al crecimiento urbano y al desarrollo económico, siguiendo ni más ni menos que una política de desarrollo sostenible, obedeciendo el Máster Plan y demás estudios vinculados al mismo una vasta serie de contenidos y principios de conservación al medio ambiente, uso eficiente de las energías, reutilización y reducción del uso del agua potable, gestión diferenciada y reciclado de residuos, más una variada propuesta de Programas de responsabilidad social empresaria, que apuestan por generar aproximadamente 1.000 nuevos puestos de trabajo directos e indirectos en la comuna, y la mayor inversión privada en la historia de Pueblo Belgrano.

 

Aprovechamos la oportunidad para compartir imágenes de nuestro emprendimiento para que la comunidad pueda apreciar la belleza del lugar y nuestra obra, la cual estamos muy orgullosos de llevar adelante.
Para aquellos que deseen tener mayor información o visita nuestro predio, les rogamos tengan a bien escribirnos a info@amarrasdelgualeguaychu.com y con gusto coordinaremos una visita guiada o enviaremos información de interés.