Miércoles 12 de julio 2017
Inicio / Locales / El ejecutivo municipal planea lanzar un retiro voluntario para empleados que no alcanzan la edad jubilatoria
landscape_o__Gualeguaychu_1479932383

El ejecutivo municipal planea lanzar un retiro voluntario para empleados que no alcanzan la edad jubilatoria

Se estima que hay unos 60 agentes municipales que estarían en condiciones de acogerse a este programa de retiro voluntario. Se le seguirá pagando el sueldo y realizando sus aportes patronales hasta alcanzar la edad jubilatoria, pero se estima que se ahorraría hasta un 30 por ciento del costo salarial por cada uno de los empleados que se acoja al beneficio.

De acuerdo al artículo 22 de la ordenanza que fija el presupuesto general de gastos de la municipalidad 2017, “el total del personal municipal es de 1.190 agentes, discriminados de la siguiente forma: 937 agentes en planta permanente, 174 en planta contratada, 79 cargos políticos y otros…”.
Es justamente este último termino “y otros…”, que intenta dilucidar la oposición en el HCD. A qué se refiere, a los subsidiados, a los monotributistas o a las contrataciones de terceros que hace el municipio con las cooperativas de trabajo.
Lo cierto es que el número de empleados municipales de planta no tuvo gran variación en los últimos años, pero la Asociación de Trabajadores Municipales (ATM) como el Sindicato de Trabajadores Municipales Gualeguaychú (Sitramg) vienen denunciando desde hace varios años, el avance de la precarización laboral en el municipio por la cantidad de personas subsidiadas que reciben un pago por tareas realizadas y monotributistas que trabajan en distintas áreas de servicio del municipio.
Si bien, la cantidad de subsidiados es un problema que heredó la actual administración municipal, ahora se busca la forma de poder ir reduciendo la informalidad laboral paulatinamente hasta el 2019, sin que esto signifique seguir incrementando el costo de la masa salarial en el municipio, que hoy representa casi el 65 por ciento del presupuesto total que ronda los 700 millones de pesos para el actual ejercicio.

El proyecto del
retiro voluntario

En los 16 meses que lleva la administración Piaggio, ya se jubilaron 52 agentes, y ahora se estudia la posibilidad de un retiro voluntario para seguir reduciendo el costo de la masa salarial, y gradualmente darles un mayor estabilidad laboral a los subsidiados o monotributistas.
El mínimo de aportes que exige la Caja de Jubilaciones y Pensiones de la Municipalidad es de 30 años, con 62 de edad para los hombres y 57 para las mujeres.
De acuerdo a un relevamiento preliminar realizado por el Ejecutivo hay alrededor de 60 empleados municipales que tienen entre 34 años y más de servicio, pero no cuentan con la edad para jubilarse y podrían ingresar, en caso de que ellos decidan hacerlo, a un programa de retiro voluntario, despejando así las vacantes para que agentes que hoy están contratados, son monotributistas o subsidiados pasen a mediano plazo a planta permanente.
Por ordenanza está previsto que el empleado municipal puede retirarse con un porcentaje del sueldo a cobrar hasta que llegue la edad de acogerse al beneficio jubilatorio.
No obstante esa ordenanza fue sancionada a fines de los años 90, y ya está desactualizada. Es por eso que el Ejecutivo Municipal quiere poner en debate un nuevo proyecto con el fin de definir una escala que permita de acuerdo a la cantidad de años de aporte, tomando como piso 34 años de antigüedad en adelante, para establecer el porcentaje del sueldo que el municipio le tendría que seguir pagando al empleado hasta que llegue a los 62 años en caso de los hombres y 57 en el caso de las mujeres.
Hay operarios municipales que ingresaron a planta permanente a los 20 años y hoy se encuentra que tiene 36 años de antigüedad, con 56 años de edad, otros que tienen 61 años con la misma cantidad de aportes o más y le está faltando un año para jubilarse, lo que desde la Caja de Jubilaciones y Pensiones de la Municipalidad, ven que sería una injusticia que la escala salarial fuera igual en ambos casos.
Es decir que para aquel agente que le falte un año para jubilarse, podría retirarse con el 80 por ciento de su salario y una vez que llegue a la edad jubilatoria comience a cobrar el 82 por ciento de su sueldo en actividad.
Si bien el municipio tendrá que seguir abonando los aportes patronales, no obstante con este retiro el municipio reduciría el costo del salario en un 30 por ciento por trabajador que ingrese al programa de retiro voluntario, al no tener que pagarle adicionales, horas extras o feriados en caso de los empleados de Higiene Urbana, Tránsito u Obras Sanitarias.
El propio intendente, Martín Piaggio, en su discurso realizado el jueves 2 de marzo en la apertura de las Sesiones Ordinarias del HCD, se comprometió a reducir la precariedad laboral entre el 2017 al 2019, tarea que no será fácil.
Algunos subsidiados están en esa situación de la época de los Planes Trabajar (2002-2003) que luego que se acabaron esos planes que eran abonados por Nación, pasaron a ser prestadores de servicios del municipio, cobrando subsidios mediante cheques mensuales de un valor actual aproximado entre 4 mil a 6 mil pesos, cuyo monto destinado para afrontar ese compromiso no está claro en el presupuesto y es por eso que la oposición dice que en realidad el costo de la masa salarial en la actualidad supera el 70 por ciento de los recursos del presupuesto 2017.