Sucede que “una masa de aire tropical, caluroso y muy inestable, se encuentra alojada en la zona bajo y ha empezado a interactuar con la presencia de perturbaciones de mal tiempo asociadas con pequeños sistemas de baja presión. La interacción ya fue evidente en la tarde del jueves, con tormentas de variada intensidad especialmente en las provincias de Córdoba y Santa Fe, que produjeron granizos importantes y mucha lluvia. Esta situación continuará prevaleciendo en las próximas horas a medida que la vaguada principal, polar, y de gran amplitud, avance lentamente sobre el centro del país”.

En ese marco, para hoy se anuncia que “una masa de aire tropical, muy inestable, seguirá alojada en las provincias de Córdoba, Santa Fe, Entre Ríos, centro y norte de La Pampa y en el transcurso del día en el norte de Buenos Aires. El panorama volverá a ser favorable para la generación de nuevas zonas de tormentas, a lo largo del día (especialmente en la tarde) sobre Córdoba (desde sus zonas de sierras), sur de Santa Fe, este de La Pampa y el oeste, centro y Norte de Buenos Aires”.

Sábado

Durante la madrugada del sábado“el centro y norte de Buenos Aires y el sur del Litoral parecen ser las zonas más probables para la formación de tormentas, algunas fuertes o muy fuertes, con torrenciales lluvias asociadas, algunas granizadas aisladas y fuertes ráfagas de viento”. 

Así será “el amanecer de este día, con esta actividad de tormentas probablemente ya debilitándose y moviéndose hacia el este, habrá que ver donde quedan los frentes de ráfagas. Un límite podría quedar en una “comba” desde Gualeguaychú hacia Junín en la provincia de Buenos Aires, y podría ser foco de nuevas tormentas aisladas en la tarde”, alerta el meteorólogo.

Domingo

Por su parte, el domingo (mayormente a la madrugada) “el ambiente se tornará muy propicio para la formación de una “violenta” o severa línea de inestabilidad”.

Según Bertolotti, “el daño más importante” serían “las violentas y destructivas ráfagas de viento, alcanzando algunas ráfagas arriba de los 120 kilómetros por hora; algo de granizo también podrían acompañar a estas tormentas, con torrenciales lluvias y fuerte actividad eléctrica”. Algunas, incluso “pueden evolucionar a la fase tornádica, dada la muy rica humedad de la capa límite, con la inestabilidad desde parcelas bajas inclusive”.

La línea “avanzará bien rápido hacia el norte en la mañana del domingo y las condiciones del tiempo estarán mejorando rápidamente en toda la zona”.