Jueves 13 de julio 2017
Inicio / Locales / El juez Derudi manutuvo la prisión preventiva por 30 días para Pavón y Ehcosor
801-TRIBUNALES-2

El juez Derudi manutuvo la prisión preventiva por 30 días para Pavón y Ehcosor

Se realizó  en la sala del Palacio de Tribunales de Gualeguaychú la audiencia de apelación interpuesta por los abogados Andrés Roberto Carvajal y Ramón Horacio Barreto, quienes comparten la defensa técnica de los imputados Néstor Pavón y José Ehcosor, quienes están detenidos preventivamente en el caso que investiga la muerte de Micaela García.

La causa está caratulada “Wagner Sebastián José Luis y otros s/Homicidio Criminis Causa – Femicidio – Ehcosor Fabián – Pavón Néstor – Encubrimiento Agravado”.
La audiencia de ayer estuvo presidida por el doctor Mauricio Derudi; participaron ambos abogados ya citados; por el Ministerio Público Fiscal intervino el fiscal coordinador Lisandro Beherán y por la querella el doctor Jorge Impini.
Pavón y Elcosor ya tenían prisión preventiva por treinta días desde el 5 de abril y el 5 de mayo la jueza de Garantías y Transición de Gualeguay, Alejandra Gómez, dispuso la prórroga por otros 30 días de esa prisión preventiva. Decisión que fue apelada por los abogados de ambos imputados.
Pavón era el patrón del presunto autor de este horrendo crimen, Sebastián Wagner, y fue acusado inicialmente de encubrimiento y luego de participar en el hecho (por los dichos de Wagner), en tanto que Ehcosor es pareja de la madre de Wagner y fue acusado de encubrimiento al protegerlo en la fuga.
A su vez, como un dato de contexto importante, Pavón también es el propietario del lavadero de automóviles conocido como “Miyo”, donde trabajaba Wagner.
Sebastián Wagner, quien gozaba de una libertad condicional luego de ser condenado por dos violaciones ocurridas en Concepción del Uruguay, al declarar en este caso se hizo cargo de lo ocurrido con la joven Micaela, pero también involucró a Pavón en ese crimen. A su vez, Pavón aceptó haber ayudado para que Wagner se fuera a Buenos Aires, pero negó su participación en el hecho delictivo y apuntó contra alguien del entorno de su empleado.
Así, a los pocos días se dispuso la detención de Gabriel Ignacio Otero, de 21 años, hijo de Nora González, pareja de Wagner, y es quien confesó haber lavado el Renault 18 que apareciera ligado estrechamente a este delito.
La prórroga de la prisión preventiva por otros treinta días había sido solicitada por el fiscal de Gualeguay que lleva adelante la Investigación Penal Preparatoria, doctor Ignacio Telenta, al fundamentar que existen los riesgos procesales estipulados en el Código de Procedimientos.
Estos riesgos implican tener capacidad para entorpecer la investigación, influir en los testigos o fugarse.

La audiencia

La audiencia de ayer, los abogados defensores de Pavón y Ehcosor rechazaron esos argumentos e incluso expresaron que la jueza de Garantías Alejandra Gómez (jamás se refirieron a ella por su nombre sino que la nombraban como la “sentenciante”) había actuado bajo presión social y de los medios de comunicación al disponer la medida de prisión preventiva y esa decisión era contraria a la ley.
Sostuvieron también que Pavón es un comerciante y sostén de familia y que Ehcosor es un militar de carrera, retirado y pensionado y que ambos gozan de aceptación social en sus comunidades, además de no tener antecedentes penales.
A su turno, el fiscal Beherán rechazó de plano que la jueza de Garantías haya actuado presionada y encuadró que “la gravedad es la calificación legal doblemente agravada por homicidio Criminis Causa y Femicidio” y que esa gravedad es la que ha suscitado la atención social y de los medios de comunicación; “pero no al revés”, recalcó.
También destacó que en el caso de encubrimiento agravado no se debe perder de vista la dimensión del delito que se está investigando y en ese marco, la expectativa de la pena (que es de cumplimiento efectivo) dan elementos de convicción y está ajustado a derecho el sostener la prisión preventiva, tal como lo enmarcó el fiscal Telenta en su momento y fue concedido por la jueza de Garantías.
A su turno, el doctor Impini adhirió en un todo integral a lo expuesto por el fiscal, “por ser claro y contundente”. Hizo observar que Pavón y Ehcosor ayudaron en su momento a Wagner a escapar “y así como ayudaron a otro para evadir a la Justicia, estando en libertad pueden ellos mismos hacer lo mismo”, razonó e incluso recordó que en el caso de Pavón hasta le prestó plata para que se fuera a Buenos Aires; le consiguió un camión para transportarse hasta Campana y así evitar el transporte público de pasajeros que deja rastros y Ehcosor lo fue a buscar para llevarlo a Moreno.
Pasado un cuarto intermedio, el juez Derudi, luego de haber oído a las partes, sostuvo que la defensa no introdujo ningún elemento para modificar la medida; reflexionó que la jueza de Garantías emitió un dictamen fundado descartando presiones mediáticas o sociales; agregó que existe la probabilidad de que los imputados puedan intimidar a los testigos que faltan declarar en la causa si están en libertad; entendió que se dan los parámetros de riesgos de fuga y que la expectativa de la pena también es un argumento racional. En consecuencia, Derudi mantuvo la resolución de la jueza de garantías y Pavón y Ehcosor continuarán en prisión preventiva hasta el 5 de junio, cuando se vuelva a evaluar la situación.